Publicado el Deja un comentario

Alcachofa: tips para su consumo

artichokes 759753 640

Tip 1: ¡A la hora de la compra!

Cuando vayas a comprar alcachofas, con fijarte en su aspecto no basta. Debes tocarlas.

Coge la alcachofa y, en primer lugar, valida si su peso corresponde con el que aparenta. Luego, apriétala. Tienes que notar que está dura, compacta.

Si pesa poco y está blanda al tacto, es que no está tierna, ni fresca, ni en el momento.

Si está dura y preciosa a la vista… ¡uf, qué ricas, hazme el favor y tráeme unas cuantas a mí también!

Tip 2: ¿Cómo limpiar las alcachofas?

A la hora de limpiar la alcachofa, deberás retirar primero las hojas exteriores, que son las más duras. Retíralas hasta que veas las hojas tiernas de tonalidades amarillas.

Entonces haz un corte transversal para retirar las puntas de las hojas.

Ahora puedes abrir la flor y, si quieres, retirar los «pelitos» que contiene.

¡Ah! Se me olvidaba… el tallo también es comestible. Pélalo, trocéalo y ñam ñam.

Tip 3: ¡Que no se te ponga negra!

Seguramente te ha pasado alguna vez. Limpias la alcachofa, tardas en cocinarla y ¡pum! Se ha puesto negra.

Esto es porque se oxida al contacto con el aire, como la manzana y otros alimentos.

Un truquito para que no te pase es sumergir la alcachofa limpia en agua con limón y escurrirla cuando vayas a cocinarla. ¡Así de fácil!

Tip 4: ¿Cómo conservar las alcachofas por más tiempo?

Al hilo del punto anterior, la alcachofa también se oxida después de la recolección (aunque no la limpies), solo que más despacio.

Si la dejas expuesta al ambiente comenzará a ponerse negra al cabo de unos días.

El mejor modo de conservar las alcachofa es en el frigorífico y dentro de una bolsa de plástico.

En cuanto a conservación, la alcachofa envidia a la calabaza, pero no hay problema, ¡siguen siendo amigas!

Tip 5: ¡La flor no es la única parte aprovechable!

Las hojas tiernas de la planta también tienen beneficios sobre el organismo muy interesantes.

Las hojas tienen propiedades que actúan sobre nuestros sistemas digestivo y circulatorio.

La forma de aprovechar las hojas tiernas es mediante infusiones.

¡Infusión de hojas de alcachofa! Caliente, fría, como prefieras, pero hazla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *