Publicado el Deja un comentario

FIESTA DEL 9 DE OCTUBRE EN VALENCIA

¿Qué se celebra el 9 de octubre en Valencia?

Cada día 9 de octubre, en Valencia, se conmemora la conquista y entrada en la ciudad por parte del rey Jaume I en el año 1238. La tradición de los enamorados valencianos en este día de fiesta  es regalar a su pareja unas pequeñas figuritas de mazapán con forma de frutas y verduras.

Este detalle propio de la fiesta coincide con el día de Sant Donís, el primer obispo de París que fue martirizado durante una persecución. Así, el día 9 de octubre se celebra el Día de la Comunitat Valenciana, de los enamorados valencianos y de Sant Donís.

Una historia de siglos

El origen de la celebración se remonta a la propia conquista de Valencia por Jaume I. Según la historia, las mujeres valencianas obsequiaron al rey y a sus soldados con frutas y verduras de la huerta valenciana envueltas en pañuelos.

En su quinto centenario (1738), el rey Felipe V abolió todo privilegio, práctica y costumbre propia de los Reinos de Aragón y Valencia, incluyendo la costumbre con que los valencianos celebraban la conquista de la ciudad.

Así, los panaderos y pasteleros valencianos, haciendo gala de una picardía innata, decidieron confeccionar estos dulces de mazapán emulando las frutas y verduras que hasta la fecha habían servido de celebración. De igual forma, los elaboraron con forma de «piuletes» i «tronadors», representando los cohetes y petardos que también habían quedado prohibidos. Estos dulces, envueltos en pañuelos, son hoy conocidos como la tradicional «mocaorà» del Día de Sant Donís.

Una fiesta cada cien años

Actualmente podemos encontrar estos irónicos y tradicionales mazapanes prácticamente cualquier día del año en nuestra pastelería de confianza, pero en su origen distó mucho de lo que vemos hoy.

La conquista de Valencia del 9 de octubre se festejó cada cien años desde 1338 hasta 1738, cuando la tradición señalaba que solo se celebraba este evento con la bajada de la Senyera, en su centenario.

Tras lo sucedido con aquella prohibición del siglo XVIII, las familias comenzaron a practicar la celebración de cada día 9 de octubre comprando sus dulces de mazapán de frutas y verduras. La tradición centenaria pasó a convertirse en la fiesta anual que conocemos hoy en día.

No sé tú, pero yo no podría esperar cien años para comerme estos dulcecitos taaaan ricos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.