Publicado el Deja un comentario

LA CADENA DE SUMINISTRO DE ALIMENTOS

El camino que recorre un aguacate

El aguacate se encuentra creciendo tranquilamente en el árbol cuando una mano decide cosecharlo. El aguacate no entiende por qué lo separan del árbol tan pronto, pues, aunque es verdad que madura tras la recolección, todavía no está listo… no se siente preparado, en su óptimo de desarrollo fisiológico que le permita sintetizar cantidades suficientes de etileno. Quizá la naranja o la frambuesa se extrañen al escuchar “etileno”, pero el aguacate sabe que sin ese compuesto no podrá madurar correctamente. Lo necesita.

Entonces, el aguacate cosechado antes de tiempo se ve obligado a someterse contra su voluntad a un proceso de premaduración. Algo que no le gusta. Y luego, por si fuera poco, se entera de que va a realizar un laaaargo viaje hasta Europa, y que lo va a hacer congelado, pero en el proceso sufrirá daños internos que afectarán a su calidad y sabor final.

¿No resulta un poco triste? El aguacate solo quería crecer a su ritmo, ser cosechado y consumido en su momento, dejando como final de historia una sonrisa y un estómago contento.

Problemas generales de la cadena alimentaria

Así como con el aguacate, ocurre con muchos productos. Transportes, procesos de congelación, cosechas prematuras, condiciones forzadas… Todo concluye en un alimento con carencias o defectos, cuando no debería ser así. Ademas, el informe de la FAO de 2019 estimó que, a nivel mundial, alrededor del 14% de los alimentos del mundo se pierden por el camino antes de llegar al nivel minorista. ¡¡El 14%, y solo al inicio de la cadena!!

Entre las soluciones posibles: una cadena alimentaria con menos eslabones, una cosecha en el momento óptimo, un cultivo de productos de temporada, el fomento del consumo de producto local, el buen trato y aprovechamiento de los alimentos.

En AGRARI nos dimos cuenta del drama del aguacate viajero. Compartimos su dolor y comprobamos de primera mano la diferencia entre un aguacate viajero y un aguacate cultivado de proximidad. Apostamos por las soluciones (que existen) que, por motivos difíciles de entender, quedan relegadas a un segundo plano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.